Y no me das un beso

Me he puesto en mi cabeza
que esta herida de pensar
le hablo a la pared, testigo de mi agonía
y vuelvo a la esencia de mi gran antología
de ganas de besarte o quizás creerte mía.

Le llamo por tu nombre al sofá en que te sentaste
acaricio las huellas del vaso en que tomaste
un día no ha borrado la sonrisa que lanzaste
cuando te pedí un beso y dulcemente lo negaste.

Rompiendo esquemas esta mi corazón
sobreviviendo, a la falta de tu amor.

Y no me das un beso
sabiendo que eres solo en mi mundo
el cielo que mantiene este mar
tratando de alcanzar tu espacio
y no me das un beso,
sabiendo que eres mi universo
no hay existencia para mi ser
sin la pasión de tus labios.

No Comments

Post A Comment